la yurta mongol


La yurta (ger en idioma mongol ) es una tienda de campaña utilizada por los nómadas en las estepas de Asia Central. Distintos pueblos han usado este tipo de vivienda desde la Edad Media. La vida nómada de los mongoles obligó a que tuvieran una vivienda para sus constantes desplazamientos. 

La yurta ("ger", en mongol), vivienda familiar de los pastores nómadas, es una institución central de su mundo. Es una tienda redonda de piel, sostenida por una estructura de madera enrejada en techos y paredes, con un envoltorio de lona sujetado por tres cinturones que abrazan toda la estructura y rellenada con lana para lograr un mayor aislamiento. En el centro de la yurta hay una estufa/cocina, que funciona con leña, carbón o "argal" (estiércol seco), según las regiones. Sobre ella, en el techo, hay una apertura, el "toono", para que circule el aire y entre la luz. En las zonas más azotadas por las ventiscas, como en el desierto de Gobi, una enorme piedra se ata directamente a esa apertura a fin de que toda la estructura no salga volando en plena tormenta.

La puerta de la yurta, de madera y frecuentemente pintada de vivos colores, siempre está orientada a sur. Aunque fuera haga un frío polar, dentro de la yurta se está caliente. El desmonte de la yurta, con todos sus utensilios y cacharrería, y el establecimiento en el nuevo emplazamiento, se realiza en una sola jornada.

Partes de una yurta original

Una yurta Mongol.

En la antigüedad, la yurta era modular y desmontable, pues estaba formada por varias partes y realizada con diversos materiales. Las actuales conservan la forma, pero los materiales utilizados en su construcción se han cambiado por otros más evolucionados y mejorados tecnológicamente. Por ejemplo, resultan ahora más ligeros, resistentes e ignífugos. Sus partes más diferenciadas eran:
  • Recubrimiento: La tienda estaba cubierta por varias capas de paja y lonas de lana. Su número variaba dependiendo de la estación del año.
  • Anillo: Agujero que se encontraba en la parte central superior de la tienda. Soportaba la carga del extremo de las vigas más hacia el interior y, al mismo tiempo, permitía la salida de humo y la entrada de luz al recinto.
  • Puerta: Estaba delimitada por un marco de tablones sujetos al jana con cuerdas. Podía tratarse de una simple lona reforzada en su parte posterior con una madera con bisagras.
  • Jana: Eran las paredes de la tienda y se formaban con un entramado de maderas. Se encargaban de soportar el peso del otro extremo de las vigas hacia el exterior, sin necesidad de usar cuerdas tensoras.
  • Vigas: Daban una forma redondeada al techo. Se apoyaban sobre la parte superior del jana y se extendían hasta el anillo. Por la forma en que eran colocadas no requería de pilares de refuerzo en el centro de la vivienda, lo que otorgaba un mayor aprovechamiento del espacio interno.
  • Cortina: Se ubicaba a cierta distancia de las paredes, colgada de las vigas. Su función era la de separar el espacio común del centro de las áreas privadas.
Armado de una yurta mongol

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario